¿Qué es la Red?

¿Qué es la Red?

Las actividades de monitoreo atmosférico en la ciudad de Toluca inician en el año de 1975, mediante una red manual para Partículas Suspendidas Totales (PST). En 1987 con ayuda de la Facultad de Química de la UAEM, se incorporan las mediciones de óxidos de nitrógeno y bióxido de azufre por vía húmeda en 3 de las 5 estaciones que se tenían establecidas.
 
En 1992, el Gobierno del Estado de México adquiere los componentes para la instalación de la Red Automática de Monitoreo Atmosférico de la Zona Metropolitana de Toluca (RAMA), misma que inició operaciones en 1993 y desde entonces es administrada por la Secretaría de Medio Ambiente del gobierno del estado.
A principios del año 2010, la RAMA de la ZMVT fue renovada en su totalidad. Además, 1 estación de monitoreo fue reubicada (Toluca-Centro) y se instaló una nueva estación: Ceboruco.
 
La red de monitoreo atmosférico surge como un programa de vigilancia atmosférica vinculado con los siguientes objetivos:
  1. Evaluar la calidad del aire en una zona establecida, mediante la generación de indicadores de la calidad del aire.
  2. Crear las medidas necesarias para controlar la contaminación.
  3. Observar la tendencia de los contaminantes a lo largo del tiempo.
  4. Evaluar el cumplimiento de los estándares de calidad del aire y brindar información en caso de situaciones de alerta, alarma y emergencia.
  5. Obtener una base de datos para planear la distribución del suelo y del transporte.
  6. Conocer el impacto que ejercen ciertos contaminantes sobre la población.
  7. Proporcionar datos para el desarrollo y la validación de modelos.
  8. Desarrollar estrategias de control para prevenir problemas por contaminación, o bien, eliminarlos.
 
DISEÑO DE LA RAMA
 
Para que una red de monitoreo proporcione datos confiables y representativos se consideran los siguientes aspectos:
  • Zona de estudio.
Lugar geográfico donde se desarrollará el estudio. Debe estar de acuerdo a los objetivos del programa y debe tomar en consideración la topografía del sitio junto con las variables del clima.
  • Clima.
El clima es un factor que va a determinar la selección del sitio de muestreo. Los factores del clima más significativos son: presión, temperatura, precipitación pluvial, velocidad y dirección del viento.
 
  • Selección del sitio de muestreo.
De acuerdo a lo especificado por la Agencia de Protección al Ambiente de los Estados Unidos (EPA), los sitios de muestreo deben:
- Ser representativos del área donde se ubican.
- Proporcionar datos comparables con el resto de los equipos de monitoreo.
- Tener un tiempo de vida útil largo.
- Ser accesibles permanentemente.
- Contar con suministros de energía eléctrica seguros.
- Ser capaces de resistir condiciones extremas.
- Estar protegidos contra actos de vandalismo.
  • Inventario de emisiones.
El inventario de emisiones enumera todas las fuentes de emisión que existen en la zona de estudio y define el tipo de contaminante, número y tamaño de cada una de ellas.
  • Manejo y reporte de datos.
Los datos deberán ser validados y se debe contar con un número mínimo de ellos por periodo de tiempo para que la información se considere veraz.
  • Métodos de análisis para los contaminantes.
Se cuenta con metodologías oficiales establecidas como estándares para la medición y análisis de los contaminantes considerados como criterio a nivel internacional. Estos contaminantes son: Bióxido de azufre, bióxido de nitrógeno, monóxido de carbono, ozono, hidrocarburos no metano y material particulado (PM10 y PM2.5). Las metodologías para el caso de México se encuentran como Normas Oficiales Mexicanas.
  • Aspectos contables.
Debe considerar el costo de los equipos de monitoreo, la construcción física de los sitios, el equipo de oficina, el personal y los medios de transporte. (No debe olvidar considerar los consumibles y los gases de calibración).
  • Número mínimo de estaciones.
El número promedio de estaciones de monitoreo que deben considerarse para los programas de vigilancia de la calidad del aire en zonas urbanas e industriales de acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud va de 2 a 10, dependiendo del tamaño de la población. Para el Valle de Toluca, que cuenta con una población de 1, 846, 116 habitantes, el número mínimo de estaciones es 5. La Red Automática de Monitoreo Atmosférico (RAMA) del valle de Toluca cuenta con 7 estaciones.